HABLE CON ELLA

CRÍTICAS

Tras el éxito deTodo sobre mi madre, parece como si el director manchego se hubiese decidido a escrutar nuevos caminos en su labor creativa, y qui-siese adentrarse en la profundidades del alma y descubrir la belleza de unos sentimientos que necesariamen-te acaban por emocionar al espectador. En Hable con ella lo hace con una mirada llena de lirismo y respeto hacia la mujer enferma, hacia el dolor y el amor imposible, a la vez que reflexiona acerca de la comunicación y la soledad. Está lejos de las frívolas comedias y de los melodramas esperpénticos de épocas pasadas, y responde a una evidente maduración tanto estética como conceptual. (…) Julio Rodríguez Chico

“Hable con ella” contiene lo mejor del cine de Almodóvar, supone un paso adelante en su filmografía, una evolución en su estilo a la vez que respira sus mejores y más características esencias. El primer gran cambio viene dado por el protagonismo indiscutible de dos hombres: Marcos y Benigno, periodista y enfermero, que tendrán un encuentro tan casual como mágico en el hospital que guarda en punto muerto las vidas de dos mujeres importantes en sus vidas. Es esta situación al límite la excusa que utiliza Almodóvar para desarrollar un argumento que no puede ser explicado para que resulte atractivo, porque basa su gran personalidad y poder de fascinación en que derriba las barreras de la lógica, borra la frontera entre lo bueno y lo malo, lo correcto y lo reprobable, convierte una trama inenarrable en un filme brillante. Con su gran sensibilidad y su profundo carisma, el director manchego ha conseguido, en este sentido, con “Hable con ella” su obra más sutil, sensible y madura. (…) Mateo Sancho Cardiel

La historia, centrada en los hombres que rodean a dos mujeres que se encuentran en estado de coma, no es más que una excusa para que Almodóvar se luzca en pasajes tan bien resueltos como aquél en el que Marco descubre que Alicia vuelve a estar despierta o, por supuesto, la narración de la película muda que va a ver Benigno. Esta última, por cierto, es parte fundamental de la trama, y en ella se adivinan recuerdos de El Increíble Hombre Menguante (The incredible shrinking man; Jack Arnold; 1957) y Muñecos Infernales, la estupenda cinta de Tod Browning (The Devil-Doll; 1936). Por lo demás, y como decía anteriormente, todo se resume en unos brillantes destellos de calidad que, con probabilidad, no convencerán a los fans más radicales de Almodóvar, pero seguramente nos acercará más a su cine a los que no compartimos la temática general de su obra. (…) Joaquín R. Fernández

Sinopse:

Dos hombres se enfrentan a la soledad de la manera más cruda y cruel que puedan imaginarse. Dos almas heridas por el azar del destino, dos espíritus aparentemente muertos y convalecientes en camas hospitalarias a la espera de un milagro sobrenatural. La incomunicación, soledad, amistad y pasión irracional son temas de plena efervescencia en Hable con ella; el filme de Pedro Almodóvar se centra principalmente en la vida de dos hombres.

Acusado de “sólo” retratar con maestría el universo femenino, Almodóvar entrega el protagonismo a dos hombres heridos ante sus amores en estado de coma, y vuelve a bucear en los sentimientos de forma sutil y emocionante, gracias a un guión pleno de una intensidad “in crescendo” -su mayor mérito- que acaba por desarmar al espectador. Dirigida por la mano experta y singular de uno de los mejores realizadores del mundo, el filme volvió a conquistar corazones y taquillas de medio planeta. En otras palabras: otro melodrama magistral. (Pablo Kurt: FILMAFFINITY)

Deixe uma resposta

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s

%d blogueiros gostam disto: